Noticia

Cómo reivindicar un espacio que es de todos

Este es el tema que abordó Varis Almudéver, de la Asociación Ecologista Agró, en la charla sobre el agua y la vida dentro del marco de las Jornadas sobre Medio Ambiente en Tierra Seca, durante su segundo fin de semana.

A través de un interesante recorrido argumental sobre el estado de l’Albufera de Valencia, nuestro biólogo invitado nos mostró el verdadero valor del asociacionismo y la acción ciudadana. Desde el análisis de un vídeo promocional sobre este singular paraje, declarado Parque Natural y dentro de la Red Natura 2000, los más de 30 asistentes pudimos comprobar cómo las instituciones tratan de vendernos una imagen idílica que no se corresponde con la realidad: vertidos contaminantes frente a la obligación de instalar depuradoras; desaparición de fauna y flora que afecta a las cofradías de pescadores, en franca decadencia; urbanismo legalizado en espacios donde por ley no se podía construir… Demasiadas coincidencias con un entorno que los bercianos conocemos bien, Las Médulas, un Patrimonio de la Humanidad amenazado por una explotación a cielo abierto, allí donde se debería respetar el paisaje natural protegido. Y muchas preguntas…

La asociación pionera del ecologismo valenciano, sin embargo, ha conseguido en sus 20 años de historia, múltiples logros. Sobre todo, tener un gran peso social gracias a sus miles de socios y conseguir que los medios se hagan eco de sus denuncias, obligando a las autoridades a modificar muchas de sus pretensiones. ¿Y cómo se consigue esto? Pues no rindiéndose, influyendo en nuestro entorno más próximo y demostrando que la reivindicación más auténtica es aquella que sale de uno mismo, sin esperar a que otros nos sigan. Como en todo, el tiempo podrá las cosas en su sitio, y no podemos desilusionarnos si los resultados no son tangibles de inmediato, porque lo que hagamos ahora será el legado que dejemos a nuestros hijos, y a los hijos de nuestros hijos… Aunque la sintamos nuestra, no tenemos la tierra en propiedad, la tenemos en préstamo y debemos conservarla e incluso, mejorarla para que la vida en los pueblos de Tierra Seca y en todo El Bierzo continúe tras nsotros de la mejor forma posible. Y ese será nuestro legado al Bierzo.

Para quienes no pudistéis asistir, podéis descargaros la presentación desde la biblioteca de la web, o siguiendo este enlace.

Gracias Varis, ¡seguiremos aprendiendo!

Archivado en: Jornadas

Deja tu comentario