Noticia

Lo que nuestros montes esconden

escombros-tierra-seca-1.jpg

El domingo un grupo de socias y socios de Tierra Seca, acompañados del técnico en restauración medioambiental de CIUDEN, Jorge Ramón Travieso, subimos al monte de ruta para comprobar lo que anunciaban estas jornadas: basura, escombros y restos industriales en El Bierzo.

Entre El Valle y Rozuelo, un vertedero desperdigado en varios montones no ha conseguido desaparecer entre la maleza. Cascotes de ladrillo y uralita llevados a propósito hasta allí… ¿de verdad no hay un sitio mejor para dejarlos? Viendo esto uno pensaría que quien condujo un camión de escombro hasta este paraje rodeado de bosque, lo hizo adrede.

escombros-tierra-seca-2.jpg

Las multas por dejar basura en plena naturaleza no son nada simbólicas, pero como siempre tiene que haber una denuncia y una prueba fehaciente del culpable.

Otra cosa muy distinta son los restos de la cantera, la pista y el molino de grava del monte de Rozuelo. Con una empresa en quiebra (o eso parece) y el Ayuntamiento de Folgoso de la Ribera y la Junta de Castilla y León culpables de conceder varias licencias ilegales, ¿a quién le toca restituir el daño paisajístico y medioambiental causado?

escombros-tierra-seca-3.jpg

Según establece la ley, la empresa que va a hacer daño al paraje natural debe depositar una fianza que garantice la restauración del mismo una vez concluido el periodo de explotación. Y son las autoridades autonómicas las que deben encargarse de repoblar de nuevo el paisaje.

Esta es la teoría y lo que manda la justicia. Por eso, la asociación de Tierra Seca va a exigir que ahora se cumpla esta parte del trato: porque quien suba hasta la cantera comprobará el tamaño descomunal de la pista, terraplenes desprotegidos con más de 10 metros de caída y las hectáreas de tierra seca deseando cubrirse de nuevo de vida.

¡Ese es nuestro empeño!

Archivado en: Bierzo, Cantera, Denuncias, Jornadas, Rutas

Deja tu comentario