Noticia

Tierra Seca rechaza la construcción una central hidráulica en Las Ventas

Río de Carmen Sotuela

En las Navidades de 2011, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino publicaba en el Boletín Oficial del Estado y en el Boletín Oficial de la provincia de León el anuncio de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil por el que se sometía a al trámite de información pública el proyecto y estudio de impacto ambiental de la solicitud de la concesión, autorización y declaración de utilidad pública por parte de un señor de Lugo,  José Manuel López Valiño, del aprovechamiento hidroeléctrico de 10.000 l/s de agua del río Tremor, en los términos municipales de Torre del Bierzo y Castropodame (León), con destino a producción de energía eléctrica, ubicando su salto en Las Ventas de Albares.

Algunos socios nos interesamos por este tema: ¿por qué hacer una nueva minicentral en este río, cuando otros ríos del Bierzo como el Boeza tienen saltos abandonados? ¿Cuánta energía puede producir un pequeño río como el Tremor, sin peligro para sus especies y su entorno,  y a quién va a beneficiar? ¿Qué saca El Bierzo de provecho de este tipo de proyectos?

Hablamos con la Asociación Leonesa de Pesca con Mosca, porque los casi 30 kilómetros del río Tremor son de Tramo Libre sin Muerte. No conocían el proyecto y no mucho el río. Hablamos con las asociaciones bercianas y gracias a Ecologistas en Acción de León supimos que ya estaban preparando alegaciones y se ofrecieron a compartirlas con Tierra Seca.

Finalmente, preparamos un documento con más de 50 argumentos que podéis consultar siguiendo este enlace, donde rechazamos la construcción de la central hidráulica del “salto de Las Ventas”por encontrarnos de nuevo con un estudio de impacto medioambiental “mierdoso”, que no tiene en cuenta ni especies protegidas como la nutria, ni la riqueza natural de las riberas del río (no dice nada de repoblar, ni menos de preservar) y que además, hace unas previsiones nada realistas del agua que va a bajar por el río una vez que cierren la presa (vamos, que no dejan ni un triste reguero). Y todo, ¿para qué? ¿Qué dinero van a recibir los ayuntamientos en compensación? Tampoco lo pone, pero suponemos que una miseria.

Ahora la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil tendrá que pronunciarse, pero desde Tierra Seca seguimos apostando porque el progreso tan necesario para El Bierzo no comprometa nuestros bienes más preciados como el agua, el aire, la tierra y sobre todo, las personas.

Archivado en: Alegaciones, Bierzo

Deja tu comentario