Noticia

La asociación inocente

Estos últimos meses, se ha dado eco en algunos medios de comunicación a una campaña de desprestigio hacia la persona de Gabino, presidente de esta asociación, por representar a Tierra Seca en un juicio muy serio que antes de que se celebrase, “los malos” ya daban por ganado (lo pongo entre comillas, porque a nosotros nos llaman “los amigos”).

El Diario de León, que nunca ha recogido noticia alguna sobre las actividades que desarrollamos en las jornadas medioambientales, se ha especializado en cubrir nuestra oposición a la cantera de Rozuelo. Y su cobertura es siempre sesgada y su enfoque, retorcido.

En diciembre se celebró un juicio en el que la la empresa Graveras del Bierzo acusaba a la Asociación Tierra Seca de haberles acusado. Algo muy absurdo. Pero el juicio era por lo penal, algo muy serio.Y para Gabino, como presidente, pedían año de cárcel y un montón de dinero por los daños. Sin palabras.

Fuimos a testificar tres, a dar la cara por Gabino y por Tierra Seca, a recordar que el negocio de desmantelar un monte es “hambre para hoy y hambre para mañana”, a pedir a los ayuntamientos mejores negocios para nuestros pueblos, a exigir a la Junta y al Estado inversiones que ofrezcan alternativas reales y duraderas de empleo. Fuimos a demostrar que estar organizados como vecinos es positivo y que El Bierzo tiene un patrimonio natural y cultural por el que es preciso apostar.

Os dejamos aquí la sentencia judicial, porque su lectura tiene mucha miga. La página 1 la omitimos, porque contiene datos personales.

Ver página 2

Ver página 3

Ver página 4

Ver página 5

Ver página 6

Ver página 7

Ver página 8

Ver página 9

Ver página 10

Desgraciadamente, esta historia continuará…

Archivado en: Cantera

1 comentario en “La asociación inocente”

  1. ¡Enhorabuena a la asociación, y a Gabino en particular! Ahora queda esperar que de verdad las administraciones trabajen por un futuro mejor y al servicio de los habitantes del mundo. Y que los habitantes del mundo luchemos por nuestro patrimonio común y herencia de generaciones. No hay excusa.

Deja tu comentario